La historia de estas Avenidas, está ligada a la de la canalización de Río Tijuana:

En la década de los setentas del siglo XX, se inició en pleno corazón de Tijuana, la obra urbanística de mayor importancia a nivel nacional, tanto por el monto de la inversión, como por la rapidez con que se efectuó. Esta consistió en la urbanización de 400 hectáreas que ya desde 1960, por decreto presidencial, habían sido adjudicadas a la Junta Federal de Mejoras Materiales de la Secretaría del Patrimonio Nacional.


     Cabe recordar que después de los desalojos de 1955, la zona fue nuevamente invadida con viviendas precarias de cartón y lámina, que formaron la tristemente célebre “Cartolandia”, en la que además de las deprimentes casuchas, había todo aquello que se presenta en ese tipo de hacinamientos: promiscuidad, delincuencia, impunidad, vicio, mezclado con pequeñas manufacturas artesanales, viviendas de familias, etcétera.

Un cuadro urbano que se buscaba erradicar en esa época, aunque lo tenemos presente aun en la actualidad, como se ve en esta imagen del arroyo alamar:

La obra para la urbanización del Río Tijuana, se planeó en tres etapas: la primera comprendió, una superficie de 160 hectáreas, en un tramo de 4,500 metros, partiendo de la Línea Internacional hasta el puente del ferrocarril próximo al Centro Escolar Agua Caliente, la segunda, desde dicho puente hasta la confluencia del río Tijuana con el arroyo del Alamar y la tercera, desde este punto, hasta la cortina de la Presa Rodríguez.

     Fue el 18 de julio de 1972, cuando la Secretaría del Patrimonio Nacional inició oficialmente la obra de canalización del río, que consistió en la construcción de un canal de 70 metros de plantilla, 7 metros de altura y bordos en suave declive, capaces de desfogar el máximo caudal de agua precipitada, en caso de sobrevenir excesivas descargas de la Presa Rodríguez en territorio mexicano y de las presas Morena y Barret del lado Americano.

Simultáneamente se procedió al desalojo y limpieza de “Cartolandia“, construyéndose el “Centro Urbano 70-76”, para dar cabida a las 633 familias desalojadas. Así mismo se reacomodaron otras 950 familias, en una superficie de 220 hectáreas, formando para ello la colonia “Reacomodo Sánchez Taboada”.

Paralelamente a la construcción del canal se rescataron los terrenos del lecho del río que abarcan una extensa superficie en la que se trazaron amplias avenidas de concreto que llevan por nombres: VIAS RAPIDAS ORIENTE Y PONIENTE, y se asignaron grandes espacios en los que se han levantado importantes edificios, destinados tanto a la administración pública, como a la cultura, el comercio, la vivienda, etcétera.

Hoy en dos mil veintiuno. ¿Cuál es el aspecto de esas AMPLIAS AVENIDAS DE CONCRETO, de las que hablaba el proyecto original?

¿Qué vemos aquí? No son vehículos estacionados, No es un embotellamiento, es en cambio el tráfico HABITUAL en horas pico, en las que deberían ser las VIAS RAPIDAS de la Zona del Río Tijuana.

Este fenómeno, tiene un origen multifactorial, y aquí señalaremos 5 de sus causas:

1.- TIJUANA ES LA CIUDAD CON EL MAYOR ÍNDICE DE MOTORIZACIÓN EN EL PAÍS. Y esto sucede en parte, por la FACILIDAD con la que se adquiere un auto, hablando, por ejemplo, de los llamados “chocolates” es muy fácil hoy, y lo será más, con la regularización de todos estos vehículos, por cuya importación, los propietarios no pagarán mas de 3 mil pesos, y en paguitos. Entonces este tipo de medidas en lugar de desincentivar el uso de vehículo particular, en favor del transporte público masivo, vienen a premiar la sub economía de los carros de segunda mano que los americanos desechan, por lo cual se reafirma la teoría de que vivimos en el PATIO TRASERO DE ELLOS.

2.- EL CRECIMIENTO POBLACIONAL. Que aunado al anterior le permite a una mayor cantidad de personas, adquirir un vehículo motor, y evitar el uso del transporte público.

3.- ERRORES EN LA ESTRUCTURACIÓN DEL TRANSPORTE PÚBLICO EN TIJUANA. Que lo hacen un servicio DEFICIENTE:

4.- LOS DESAFÍOS DEL CRECIMIENTO VERTICAL DE TIJUANA. Habrán de presionar MAS, las de por sí PRECARIAS vialidades, que no dan abasto con el alto aforo vehicular:

En Tijuana hay al menos 35 proyectos verticales en construcción, de acuerdo a la información del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana (CICTAC), y cada una de estas edificaciones está obligada a cumplir con una serie de contribuciones, como: áreas verdes, equipamiento urbano, construir una delegación, o financiar la rehabilitación de vialidades e instalación de unas tuberías, y nosotros los de a pie nos preguntamos: ¿Lo están cumpliendo?5.- EL GOBIERNO HA DEJADO DE CONSTRUIR VIALIDADES NUEVAS, PRIVANDONOS DE OPCIONES VIALES, ASI COMO COMO TAMPOCO MEJORA EL TRANSPORTE PUBLICO. Después del Programa Integral de Repavimentación, conocido como PIRE, que vino a rehabilitar con concreto hidráulico vialidades principales de la Ciudad, NO HEMOS VISTO NADA CONCRETO, SOLO PROYECTOS. IDEAS QUE NO HAN ATERRIZADO, en cuanto a dotarnos a los tijuanenses de nuevas vialidades, o vías alternas.

“La modernidad mal planeada muchas veces lleva al caos”

advirtió el vicepresidente del Consejo Estatal de Profesionales Inmobiliarios de Baja California (CEPIBC), Gustavo Chacón Aubanel. Estamos a tiempo de que el Gobierno tome cartas en el asunto, antes de que nuestra Ciudad enfrente un escenario como este:

Mientras tanto, disfrutemos de nuestro trayecto, por la vía rápida de Tijuana, circulando a 15 kilómetros por hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 32 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí